Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, Baracoa

Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, Baracoa, Cuba

La catedral de Nuestra Señora de la Asunción, Baracoa, Cuba, es una basílica llena de historias y muy visitada por los viajeros que llegan a Baracoa, además de que en ella se conserva la cruz de la parra que fue puesta en una playa del municipio por el gran descubridor de América: Cristóbal Colón.

En la actualidad es considerada una joya irreemplazable para la arquitectura cubana.

Dónde está la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, Baracoa, Cuba

La catedral de Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa se encuentra ubicada en la ciudad de Santiago de Cuba, siendo más específicos, en la sede de la Parroquia de Santiago de Cuba. Justo en frente del Parque independencia, en las calles Santo Tomás, en medio de San Basilio y Heredia.

Esta instalación asume la categoría de Basílica Menor del Obispado Guantánamo en Baracoa.

Cómo llegar a la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, Baracoa, Cuba

Una vez en las calles ya mencionadas, se puede llegar a la basílica caminando.

Según visitantes, dicen que solo se requieren alrededor de 15 minutos para visitar a esta reliquia restaurada, y recomiendan ir cerca del atardecer, ya que es cuando se reúne casi toda la ciudad.

Esta religiosa maravilla cubana es considerada un símbolo histórico ya que tiene una gran trayectoria y ha sido testigo de la evolución de Cuba. Su estructura inicial ha ido sufriendo continuas transformaciones hasta el año de 1905, donde obtiene la figura que se conoce hoy en día.

A pesar de que ha sido sometida a una importante restauración, aún es posible visitar la reliquia que se guarda en su interior; la Santa Cruz de Parra, la cual, según la leyenda, es aquella que plantó Cristóbal Colón en su llegada a estas tierras. Esto la convierte en el primer símbolo del cristianismo en el Nuevo Mundo, y según testigos de viajeros, a pesar de todo, aún se encuentra muy conservada.