El Cristo de La Habana

El Cristo de La Habana.

El Cristo de La Habana es una escultura que representa a Jesús de Nazaret. Es obra de la escultora pinareña Jilma Madera. La estatua fue hecha de mármol de Carrara, material que encontramos en muchos de los monumentos del Cementerio de Colón de La Habana. La imagen tiene unos 20 metros de altura y yace sobre una base de 3 metros en la que fueron enterrados objetos de la época. Tiene un peso aproximado de 320 toneladas y está compuesta por 67 piezas que fueron traídas desde Italia.

Dónde está El Cristo de La Habana.

La estatua de El Cristo de La Habana se encuentra ubicada en la entrada del puerto capitalino, en el extremo izquierdo del pueblo de Casa Blanca, en el municipio de Regla, fue instalada en la colina de La Cabaña exactamente el 24 de diciembre del año de 1958. Se encuentra a 51 metros sobre el nivel del mar, esto permite a los habitantes y/o residentes de la ciudad de la Habana ver la escultura desde varios puntos de la ciudad. La figura del Cristo está de pie con una mano en alto, en señal de bendiciendo, y la otra en el pecho mirando hacia la ciudad. Algo interesante sobre esta obra, es que se le dejaron los ojos vacíos con el objetivo y la finalidad de que diera la impresión de que puede mirar a todos desde cualquier lugar en donde lo estuviesen observando. Desde la posición del Cristo de la Habana se puede apreciar una vista de toda la ciudad de La Habana, simplemente fascinante.

A diferencia de sus afines en Río de Janeiro, Brasil; Lubango, Angola, y Lisboa, Portugal, El Cristo de la Habana no tiene los brazos extendidos. Cabe destacar que esto no es señal de que deliberadamente su autora rechazara imprimirle una pose de recibimiento y de abrazo cálido al pueblo. La verdad es, que ella escogió que recibiera al visitante con la fuerza de una mirada, y con la mano firme en el corazón.

La estatua fue posicionada sobre una base de tres metros de profundidad, en cuyo centro se le construyó una armazón de metal que van afinando en el torso, donde se le insertó una viga de acero que llega hasta la cabeza.

Cómo llegar a El Cristo de La Habana.

Existen diferentes formas de llegar al Cristo de la Habana, claro está todo depende de en donde te encuentres. Si eres visitante extranjero, un avión con destino a la Habana sería el primer paso. Luego de ahí por vía carretera a partir de la misma es la opción más común de los visitantes.

Según opiniones generales, un viaje en carretera hasta la estatua dura alrededor de unas 2 a 3 horas.