El Malecón de La Habana

El Malecón de La Habana

El Malecón de La Habana, Cuba, es un interesante paseo que tiene alrededor de ocho kilómetros de largo ubicado en La Habana. Este gran paseo es también una de las avenidas más auténticas y famosas de Cuba.

El Malecón, Cuba

El Malecón de La Habana, Cuba, es uno de los sitios favoritos para reunirse de los amantes, poetas, trovadores, filósofos y pescadores. Tiene un ambiente especial, apasionado durante el atardecer, porque aquí es donde se pueden apreciar uno de los ocasos más hermosos de la isla.

Fue diseñado como modesto paseo marítimo para el disfrute de la clase media a principios de la década de 1900. Pero se expandió muy rápido hacia el este en la década posterior, dejando una ecléctica arquitectura que mezclaba los estilos neoclásicos del macizo con el inconfundible art nouveau.

Desde el año 1950 la carretera del Malecón de La Habana tiene un total de seis carriles y actualmente, este es uno de los lugares de visita obligatoria si estás de paso por La Habana. De él se puede destacar la riqueza de su arquitectura, ya que tiene a su alrededor innumerables edificaciones antiguas que están siendo restauradas.

Durante las noches de verano se convierte en un ambiente extraordinario gracias al carnaval, donde se mezclan razas y costumbres con paseos de carrozas y gigantescas comparsas. Una gran fiesta donde el sonido tradicional de los tambores se mezcla con modernas canciones de salsa y reggaetón.

El Malecón Cubano

El primer nombre de El Malecón de La Habana, Cuba, fue: Avenida del Golfo, la Historia del Malecón empezó en el año 1819, cuando se llevó a la práctica el llamado “ensanche de extramuros”, pues la ciudad estaba creciendo paulatinamente y el espacio costero que iba desde la entrada de la Bahía de La Habana hasta el Torreón de San Lázaro era únicamente un espacio abierto de roca y mar, bello pero sin otra señal que lo inhóspito del lugar, a donde iban algunas familias a refrescarse con el mar.

Desde la zona del litoral de La Habana donde hoy está el Parque Maceo y hasta el Río Almendares lo que existía entonces era una costa de profundos arrecifes y un monte firme e impenetrable, que las autoridades españolas consideraban siempre como una muralla natural ante ataques y lo llamaban “Monte Vedado”.

Así estuvo muchísimos años, pero en el año 1859 por toda la calle San Lázaro empezó a circular el ferrocarril urbano que iba desde las cercanías del puerto hasta la misma desembocadura del Almendares. En esa época aparecieron los barrios El Carmelo y Vedado.

La Habana Vieja, El Malecón

En el Malecón de La Habana, Cuba, en la madrugada van a ver todo tipo de cosas, en la zona este que va desde La Habana Vieja Hasta el Centro Habana, las luces son amarillas y la actividad es básicamente diurna.

Grupos de niños lanzándose al mar desde el muro, taxistas ansiosos por ganar un pasajero, vendedores de bisuterías y confituras, una legión de mutilados e incapacitados intentando obtener un dólar de los turistas.

En la zona oeste todo Vedado, desde la Chorrera hasta la avenida 23, las luces son blancas y el trasiego es nocturno.

A mediados de las doce y cuarenta de la noche, veremos cómo funciona en frente la gasolinera de Paseo, a unos pocos metros del Meliá Cohíba y el hotel Riviera.

Malecón, significado

El Malecón de La Habana, Cuba, significa Muro de contención que sirve para impedir la entrada de las aguas hacia la periferia terrestre, es el que divide a los pueblos y ciudades del mar con la tierra.

Ese muro no importa en qué país sea se le llama malecón, es como la cortina de rompe vientos que crean los pinos que son sembrados en toda la orilla de la playa, sirve para sostener un poco a los fuertes vientos.

Al igual que los diques que sirven para almacenar agua, más tarde es utilizada cuando hay sequias o crecimientos de ríos, lagos y afines.

Qué es El Malecón

El Malecón de La Habana Cuba es una construcción hecha para detener el flujo del agua en playas o en las orillas de ríos.