Trinidad

Trinidad

Actualmente Trinidad, Cuba, es una ciudad que a su vez es museo, con un importantísimo patrimonio arquitectónico colonial de los siglos XVIII y XIX, entre el que resaltan sus estrechas calles hechas de adoquín, sus bellos edificios restaurados, sus grandiosas iglesias y sus fantásticos patios que le dan esa atmósfera típicamente colonial, es como viajar en el tiempo.

Fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1988. Fue la tercera villa que fundó la corona española en Cuba, gracias a Diego Velázquez en el año 1514.

Trinidad en Cuba

La ciudad posee más o menos cincuenta palacetes e incontables inmuebles dignos de admirar, como la Iglesia Parroquial de la Santísima Trinidad, el Museo Romántico, ubicado en al Palacio Brunet, la Casa Templo de Yemayá, donde se halla un altar dedicado a la deidad del mar, y muchos más lugares de interés que sin duda te atraparán.

Además, la ciudad es abundante en plazas y plazuelas, como la famosa plazuela Las Tres Palmitas o la plaza de Santa Ana, esta última nombrada se encuentra ubicada en el centro histórico, a 500 metros de la Plaza Mayor y fue entrada al Valle de los Ingenios. La plaza Mayor de Trinidad fue donde comenzó la restauración en los años 80 y es donde está la estatua de Terpsícore, musa de la danza y la música.

La riqueza patrimonial de Trinidad se debió a la expansión de la industria azucarera que llevó a cabo la aristocracia y las famosas familias Iznaga, Borrell y Brunel.

Qué ver y visitar en Trinidad

Trinidad es el municipio del país que posee el mayor número de museos por cantidad de habitantes.

Las cinco edificaciones más importantes de este estilo se encuentran en el Centro Histórico de la ciudad. El Romántico fue el primer museo fundado en Trinidad.

Inaugurado en el año 1973, es hoy una de las edificaciones de su tipo más visitadas en el país.

  • Museo Municipal de Trinidad: está situado en el antiguo Palacio Cantero, el antiguo dueño era Don José Mariano Borrell y Padrón un terrateniente del lugar, más tarde es heredado por Don José Mariano Borrell y Lemus y en el año 1841 la vende a la viuda de Iznaga, Doña María del Monserrate Fernández de Lara y Borrell.

Este bello museo muestra piezas y documentos históricos de la villa trinitaria.

  • Museo Romántico: simula en sus catorce salas el ambiente de una típica casa colonial trinitaria de los años 1830-1860 con una muestra de muebles y artes decorativas de los siglos XVIII y XIX. Abre todos los días de 8:30 am a 5:00 pm, con excepción de los lunes, que no abre.
  • Museo de Arqueología Guamuhaya: Se fundó el 15 de mayo de 1976, exhibe en ocho salas permanentes objetos que pertenecían a las comunidades aborígenes que vivían en la región centro-sur de la Isla durante la etapa precolombina, y también algunos artículos importantes de la etapa colonial, de la ciudad y los valles cercanos.

Se encuentra ubicado en la vieja Casa de Padrón. Sus muros, puertas y herrajes son el mejor testimonio del esfuerzo de varias generaciones de artesanos y del florecimiento experimentado por la ciudad durante los siglos XVIII y XIX.

  • Museo de Arquitectura Colonial: tiene siete salas de exposiciones y está situado en la vieja casa de la pudiente familia Sánchez, muestra el desarrollo arquitectónico de la ciudad en el paso de los siglos. Abierto todos los días de 8:30 am a 5:00 pm. Los viernes está cerrado todo el día.
  • Casa de la Trova: es un centro para reunirse de las generaciones más jóvenes, se encuentra en un inmueble que ha sido restaurado para el disfrute de todos los chicos, donde se realizan conciertos periódicos. Abierto todos los días de 8:30 am a 5:00 pm. Los viernes está cerrado todo el día.
  • Torre Manaca – Iznaga: Conocida como la Torre de Pisa cubana por su ligera inclinación, la Torre Iznaga, en la Ciudad de Trinidad, continúa siendo una obra majestuosa digna de las leyendas que sobre ella se dicen.
  • Cayo Blanco: en aguas profundas se encuentra Cayo Blanco, en la costa sur existe una pequeña playa de gran belleza.

De igual manera El Ancón, es de arenas blancas finas y aguas cristalinas. Hacia el este de cayo Blanco hay un pequeño cayo perfecto para observar pelícanos, gaviotas y corúas que llegan en grandes cantidades.

También se puede ver una gran cantidad de iguanas y jutías que se pasean por todo el cayo.

Hacia el oeste del Cayo hay grandes colonias de coral bastantes profundas entre 18 y 40 metros.

En algunas ocasiones la pared del canto submarino sobresale hacia el océano y forma gigantescas solapas donde hay mucha variedad de pargos, chernas, cuberas, caguamas tortugas y careyes así como langostas y cangrejos.

Qué hacer en Trinidad Cuba

Visita la Plaza Mayor: La gran mayoría de los edificios más emblemáticos de Trinidad están en la plaza Mayor y sus alrededores. Aquí veremos la Iglesia Mayor de la Santísima Trinidad del siglo XIX, su fachada sin duda es lo más fotografiado de la ciudad.

Iglesia Mayor, Trinidad, Cuba: Delante de la iglesia hay un bello jardín y en la plaza veremos otros edificios de importancia de la época colonial, como por ejemplo el Palacio Brunet o la Casa de los Conspiradores. En la plaza encontramos siempre mucho flujo de gente y mucho ambiente.

Torre del Campanario del Convento de San Francisco: Cerca de la Plaza Mayor veremos otro símbolo significativo de la ciudad, el Convento de San Francisco que es un lugar que sin duda hay que conocer. Delante, en la Plazuela del Cristo la mayoría de las veces hay músicos que tocan, así que también es un sitio ameno para disfrutar un poco de la música cubana.

Pagando sólo un CUC se puede subir a la torre del campanario que no puedes dejar de conocer porque desde arriba se podrán disfrutar maravillosas vistas de la ciudad, el mar y las montañas.

El casco urbano de Trinidad con las calles empedradas resalta del resto de la ciudad. Quizás lo más agradable que podemos hacer en Trinidad es perdernos en sus calles adoquinadas y disfrutar de su rico ambiente.

En las calles encontraremos muchas casas de diferentes colores, autos viejos y veremos animales por todas partes. Además, la gente de aquí parece vivir su vida con mucha lentitud, lo que nos transmitirá mucha paz.

La mayoría de las casas y en general la vida de los turistas, se centra en el maravilloso casco histórico de la ciudad. Aun así, vale la pena salir de aquí y ver el resto de la ciudad, donde podremos encontrar rincones maravillosos como por ejemplo la plaza Carillo con el Ayuntamiento y con un bonito parque.

En la misma plaza Mayor están unas escalinatas que en las horas de la tarde comienzan a llenarse con gente. Existen muchos bares y entre ellos destaca la Casa de la Música. Una cosa más que no podemos dejar de hacer en Trinidad es sentarnos en las escalinatas o en el patio de algún bar. Con la compañía de unos mojitos divinos, podrás disfrutar de los conciertos de música cubana en vivo.

El valle de los Ingenios se encuentra a apenas 10 km de Trinidad. Puedes ir y conocer la zona que fue el centro de la producción de azúcar, donde había varias fábricas en la que los esclavos hacían el trabajo.

Se puede visitar el valle de muchas formas, por ejemplo se puede hacer un paseo a caballo. Otra alternativa es recorrer el valle en un tren histórico y se divertirán mucho.

El tren va bastante lento entre campos y aldeas. Durante la excursión se hacen algunas paradas entre las cuales se puede nombrar Manaca Iznaga, donde podemos subir a una torre que utilizaban en la época para fiscalizar los esclavos desde arriba. Allí arriba en la torre podrás apreciar vistas muy bonitas de los campos y las montañas de la zona.

Trinidad es conocida también entre las ciudades de Cuba por la bella Playa Ancón que se encuentra a sólo unos kilómetros de la ciudad.

Turismo en Trinidad

Trinidad tiene una de las zonas arquitectónicas más preciosas y mejor cuidadas de América latina, reconocida como la Ciudad Museo del Mar Caribe, es incontable la cantidad de turistas que vienen por su casco histórico, por sus mojitos, por su música, por sus excursiones, por sus plazas en fin.

Si quieres empezar a recorrer la isla de Cuba y no quieres empezar por La Habana, no te arrepentirás de empezar por Trinidad. Conocerás desde centrales azucareras hasta museos bellísimos.

Es una ciudad que se construyó con el sudor de los negros esclavos, las creencias religiosas de ellos, mezcladas a las raíces aborígenes y la influencia de los colonizadores europeos, es el resultado de que hoy tenga esta identidad cultural.

A la cultura se le suman los talentos musicales de la zona, que han contribuido de manera importante a la música cubana. Otra característica que tienen son sus labores con las manos que la convierten en una ciudad de tradiciones artesanales.

Debido a su ubicación geográfica es uno de los destinos más completos de Cuba como mencionaba anteriormente.

Tiene una de las playas más hermosas de la costa de la parte sur del país. En la península hay puntos de buceo, y en sus cercanías puedes gozar y disfrutar de un Safari o simplemente ser testigo de una hermosa puesta de sol.

Tiempo y temperatura en Trinidad Cuba

La temperatura en Trinidad regularmente es de 19ºC de mínima y 27ºC de temperatura máxima con un 47% de nubes y una probabilidad de lluvia del 65%.

La sensación térmica en Trinidad podría variar durante el día entre los 20ºC y los 23ºC

La velocidad del viento suele ser de 16 km/h soplando en dirección este

Playas de Trinidad

  • La Playa de Ancón está ubicada 12 km al sur de Trinidad, formada por 4 km de arena fina y blanca gracias a las corrientes del mar Caribe.

Esta increíble playa posee bellos fondos marinos en los que podrás ver la barrera coralina. Además, cuenta con una importante reserva arqueológica en la que hay hundidos infinidad de barcos y galeones, resultado de asaltos de los corsarios.

La zona es ideal para los amantes del snorkel o el buceo, contando con más de veinte puntos de inmersión.

  • La Playa la Boca está ubicada a 7 km de Trinidad. Al norte y al este está limitando con el río Cañas, y al sur y al oeste, con el mar Caribe.

Es un lugar perfecto para pasar unas bonitas vacaciones, ya que está rodeado por naturaleza y tendremos la oportunidad de practicar cualquier deporte acuático si así lo queremos. Todo el litoral está rodeado por una barrera de coral muerto que determina la costa hasta Cienfuegos, por lo que su área de buceo es muy famosa.

Además, hay un pequeño pueblo costero con un hermoso puerto, que en época de vacaciones está bastante movido.

La carta gastronómica de Trinidad es uno de sus puntos más famosos. Tiene una amplia variedad de restaurantes expertos en cocina internacional, sobre todo lo que tiene que ver con lo emprendido por los hoteles que se expanden frente a las playas del centro.

Por otra parte, la ciudad posee una especial tendencia a los platos típicos, de origen criollo, que puede ser un punto de atracción adicional para el turista que quiera conocer a fondo los sabores y texturas de la región.

En el transcurso de los paseos por la ciudad es posible degustar el sabor de algunos de estos manjares típicos en los muchos puestos ambulantes de comida ubicados en la zona.

La ciudad también tiene algún que otro inmueble privado y pequeños hoteles familiares en donde puedes alojarte sin mayor problema, aunque con comodidades limitadas. Estos no tienen sistemas de reserva y el pago se realiza de manera anticipada y con efectivo. Es importante destacar que estos alojamientos están regulados por el gobierno y cuentan con los avales necesarios.