Image Alt

Trinidad

 

Actualmente Trinidad, Cuba, es una ciudad que a su vez es museo, con un importantísimo patrimonio arquitectónico colonial de los siglos XVIII y XIX, entre el que resaltan sus estrechas calles hechas de adoquín, sus bellos edificios restaurados, sus grandiosas iglesias y sus fantásticos patios que le dan esa atmósfera típicamente colonial, es como viajar en el tiempo.

Fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1988. Fue la tercera villa que fundó la corona española en Cuba, gracias a Diego Velázquez en el año 1514.

Trinidad de Cuba

¡Atención! Gracias a Viajaré a Bali puedes conseguir un descuento del 20% en tu seguro médico de viaje imprescindible.

Trinidad en Cuba

La ciudad posee más o menos cincuenta palacetes e incontables inmuebles dignos de admirar, como la Iglesia Parroquial de la Santísima Trinidad, el Museo Romántico, ubicado en al Palacio Brunet, la Casa Templo de Yemayá, donde se halla un altar dedicado a la deidad del mar, y muchos más lugares de interés que sin duda te atraparán.

Además, la ciudad es abundante en plazas y plazuelas, como la famosa plazuela Las Tres Palmitas o la Plaza de Santa Ana, esta última nombrada se encuentra ubicada en el centro histórico, a 500 metros de la Plaza Mayor y fue entrada al Valle de los Ingenios. Mientras que esta última plaza fue donde comenzó la restauración en los años 80 y es donde está la estatua de Terpsícore, musa de la danza y la música.

La riqueza patrimonial de Trinidad se debió a la expansión de la industria azucarera que llevó a cabo la aristocracia y las famosas familias Iznaga, Borrell y Brunel.

 

Qué ver y visitar en Trinidad

Trinidad es el municipio del país que posee el mayor número de museos por cantidad de habitantes.

Las cinco edificaciones más importantes de este estilo se encuentran en el Centro Histórico de la ciudad. El gran Museo Romántico fue el primer museo fundado en Trinidad.

Inaugurado en el año 1973, es hoy una de las edificaciones de su tipo más visitadas en el país.

  • Museo Municipal de Trinidad: está situado en el antiguo Palacio Cantero, el antiguo dueño era Don José Mariano Borrell y Padrón un distinguido terrateniente del lugar, para luego más tarde ser heredado por Don José Mariano Borrell y Lemus y durante el año 1841, en donde este luego la vende a la viuda de Iznaga, en ese entonces conocida como Doña María del Monserrate Fernández de Lara y Borrell.

Este bello museo muestra piezas y documentos históricos de la villa trinitaria.

  • Museo Romántico: simula en sus catorce salas el ambiente de una típica casa colonial trinitaria de los años 1830-1860 con una muestra de muebles y artes decorativas de los siglos XVIII y XIX. Abre todos los días de 8:30 am a 5:00 pm, con excepción de los lunes, que no abre.
  • Museo de Arqueología Guamuhaya: Se fundó el 15 de mayo de 1976, exhibe en ocho salas permanentes objetos que pertenecían a las comunidades aborígenes que vivían en la región centro-sur de la Isla durante la etapa precolombina, y también algunos artículos importantes de la etapa colonial, de la ciudad y los valles cercanos.

Museo de Arqueología Guamuhaya

Se encuentra ubicado en la vieja Casa de Padrón. Sus muros, puertas y herrajes son el mejor testimonio del esfuerzo de varias generaciones de artesanos y del florecimiento experimentado por la ciudad durante los siglos XVIII y XIX.

  • Museo de Arquitectura Colonial: tiene siete salas de exposiciones y está situado en la vieja casa de la pudiente familia Sánchez, muestra el desarrollo arquitectónico de la ciudad en el paso de los siglos. Abierto todos los días de 8:30 am a 5:00 pm. Los viernes está cerrado todo el día.
  • Casa de la Trova: es un centro para reunirse de las generaciones más jóvenes, se encuentra en un inmueble que ha sido restaurado para el disfrute de todos los chicos, donde se realizan conciertos periódicos. Abierto todos los días de 8:30 am a 5:00 pm. Los viernes está cerrado todo el día.
  • Torre Manaca – Iznaga: Conocida como la Torre de Pisa cubana por su ligera inclinación, la Torre Iznaga, en la Ciudad de Trinidad, continúa siendo una obra majestuosa digna de las leyendas que sobre ella se dicen.
  • Cayo Blanco: en aguas profundas se encuentra Cayo Blanco, en la costa sur existe una pequeña playa de gran belleza.

De igual manera El Ancón, es de arenas blancas finas y aguas cristalinas. Hacia el este de Cayo Blanco hay un pequeño cayo perfecto para observar pelícanos, gaviotas y corúas que llegan en grandes cantidades.

También se puede ver una gran cantidad de iguanas y jutías que se pasean por todo el cayo.

Hacia el oeste del Cayo hay grandes colonias de coral bastantes profundas entre 18 y 40 metros.

En algunas ocasiones la pared del canto submarino sobresale hacia el océano y forma gigantescas solapas donde hay mucha variedad de pargos, chernas, cuberas, caguamas tortugas y careyes así como langostas y cangrejos.

Excursiones por Trinidad,Cuba

 

Mejores destinos en Trinidad

8. Palacio Cantero (Museo de Historia Municipal)

El Museo de Historia Municipal ubicado en el Palacio Cantero, edificado desde principios del siglo XIX, es un importante destino histórico y cultural que aun conserva su delicada tonalidad rosa y su extravagante estilo neoclásico, el cual representa la marcada historia de la céntrica Trinidad en todo su esplendor, además de contar con una lujosa decoración que va desde espaciosas habitaciones abiertas y suelos de mármol italiano, hasta los tantos mapas y documentos que se resguarda en su interior, así como diversas exhibiciones en base a acontecimientos y patrimonios nacionales y mundiales como  lo es la industria del comercio de esclavos, el Valle de los Ingenios, las guerras de independencia, entre otros. Yen donde los turistas y demás curiosos de la historia y la cultura se deleitan al observar desde su cima las mejores vistas de una gran extensión Mar Caribe, además de toda la ciudad y sus alrededores.

Palacio Cantero (Museo de Historia Municipal)

@gettyimages

7. Valle de los Ingenios

Es muy conocido que la enorme extensión del Valle de los Ingenios, fué lo que hizo tan reconocida a la ciudad de Trinidad, por ser una de las ciudades con mejor desarrollo económico de Cuba, producto de la densa explotación de azúcar que se había producido en gran medida, hacía tiempo atrás, y del que aún se conservan algunos que otros campos azucareros en perfecto estado.

Pues esta vasta llanura triangular de aproximadamente 250 km2 , alberga para si, tanto la extensa planicie costera sur del río Manatí, como los valles de Santa Rosa,  Agabama-Méyer y el valle de San Luis, y que en conjunto con la gran región de Trinidad, que llevó a concentrar en la zona más de 30.000 esclavos para trabajar más de 50 ingenios azucareros y que convirtió de este modo a este inmenso Valle de los Ingenios, en la máxima cima de producción de azúcar a nivel mundial, y le otorgó a su ves, en conjunto a la misma ciudad de Trinidad, el merecido reconocimiento en ser designados como gran Patrimonio de la Humanidad durante el año 1988, por parte de la Unesco.

Y en donde aún se expone ante la vista de los turistas, fragmentos de lo que fué este gran espacio de considerable desarrollo histórico y turístico, como las habitaciones de los esclavos, o un antiguo tren de vapor que aún está disponible para su uso, hasta una portentosa torre en las dependencias, y algunos barracones, e inclusive la formidable plantación Manaca Iznaga, que logran mostrar con gran encanto el destacado auge de la industria azucarera trinitaria.

6. Palacio Brunet (Museo Romántico)

El Palacio Brunet, edificado durante principios del siglo XIX, y dotado de un elegante color amarillo, alberga en sus instalaciones al Museo Romántico, el cual se complace en exhibir todo lo relacionado al distinguido y muy adinerado Conde de Brunet, quien dispuso de este lujoso recinto colonial durante la época romántica del año 1830 hasta el 1860. Y que en la actualidad se puede observar una vasta colección de antiguas piezas y artilugios considerados reliquias de gran valor histórico en dicho complejo, que van desde clásicas piezas de porcelana y vidrio, incluidos muebles de la misma época de fundado el complejo, y otras tantas obras de arte que se han conservado muy bien dentro del mismo. Y en donde también se ha podido contemplar al día de hoy, amplias habitaciones y demás comodidades que reflejan toda la gran elegancia y sobriedad de cada articulo que se expone en esta honorable mansión, que también guarda las preciados pertenencias de miembros de familia de algunas personas ricas de ese entonces, aunque más exclusivamente se destacan los costosos objetos de la gran familia Brunet .

Palacio Brunet (Museo Romántico)

@gettyimages

5. Playa Ancón

La famosa Playa Ancón que se extiende a 4 kilómetros en su costa, y se encuentra ubicada a escasos minutos de la ciudad de Trinidad, es considerada una de las primeras elegidas por parte de una cuantiosa cantidad de turistas extranjeros que gozan de sus refrescantes aguas de tonalidad turquesa cristalina, además de su especial y cálida arena blanca, que cautiva también a todo el público que desee realizar diversas actividades de deportes acuáticos como el buceo o el snorkel, hasta inclusive recorrer los alrededores de esta espectacular playa, hasta llegar al área de Cayo Blanco y también degustar de deliciosos cócteles que se ofrecen alrededor, y así vislumbrar la tan maravillosas vistas y puestas de sol que ofrece este Playa Ancón, dispuesta para todas las edades.

4. Museo de Arquitectura Colonial

Este portentoso Museo de Arquitectura Colonial, constituido de dos edificaciones de color azul, que datan su construcción entre los siglos XVIII y XIX, fue antiguamente conocido como la «Casa Azul» o la casona de Sánchez Iznaga ha servido en la actualidad como un gran museo histórico que tiene vigencia desde el año 1979, y que se localiza en las cercanías de la Plaza Mayor, y otros atractivos turísticos de alrededor, como el Museo Histórico Municipal, el antiguo Palacio Brunet y la venerada Iglesia Mayor Santísima Trinidad, entre otros. En donde se pueden encontrar en su interior diversas piezas de decoración arquitectónicas, como cerraduras, un antiguo baño que se exhibe hasta entonces como una antigüedad,  puertas, manijas, rejas ventanas y más; que pueden ser recorridas de primera mano a través de visitas guiadas o al andar a pie por las antiguas calles de la ciudad y acercarse a vislumbrar cada vez más de su exquisita historia.

Museo de Arquitectura Colonial

@medium

3. Plaza Mayor

La folclórica Plaza Mayor, denominada como una zona céntrica e histórica de la ciudad de Trinidad, y también declarada declarado como Patrimonio de la Humanidad en el año 1988 por la Unesco, es una de las principales opciones de visita vacacional por parte de cientos de turistas que se fascinan al recorrer sus cercanías y contemplar su gran aire de gran solemnidad y calma que esta inspira al contemplarla. Y en donde es posible aproximarse a clásicos espacios de gran significado para toda la ciudad, como lo es la imponente famosa Iglesia Parroquial de la Santísima Trinidad, el muy concurrido Museo Histórico Municipal, y demás recintos, museos y mansiones de gran envergadura arquitectónica y cultural. Además de también poder tomar un respiro y disfrutar del agradable ambiente tropical que se presta por doquier, y deleitar con algún aperitivo tradicional que se presta en los tantos cafés, o restaurantes que se ubican en las proximidades de esta, al ritmo de la exótica salsa que impregna de sabor a todo el que se encuentre alrededor.

2. Salto del Caburni

Gracias a su retador sendero, el Salto del Caburni se presume como una gran cascada de unos 75 metros  de altura, que se ubica muy próximo al Parque Nacional Topes de Collantes y a la cima de la Sierra del Escambra, y se expone como el lugar más idóneo para los amantes de las mejores y más exóticas aventuras naturales, en donde se pueden adentrar desde un extenso bosque que posee una exquisita vegetación tropical llena de pinos y palmeras, además de una impactante fauna compuesta de diversos insectos, pájaros carpinteros y colibríes, entre otros; que no hacen más que agradar aún más la entretenida travesía del viajante hacia las más exuberantes y frescas aguas ofrece esta gran inmediación  natural, el Salto del Caburn.

1. Iglesia Parroquial de la Santísima Trinidad

La trascendental Iglesia Parroquial de la Santísima Trinidad de techado abovedado, renombrada como la iglesia más monumental de toda Cuba, y muy aclamada desde hace tiempo atrás y aun en la actualidad por su gloriosa acústica, se encuentra situada en el flanco superior de la Plaza Mayor, y conserva a simple vista un delicado diseño neoclásico en su parte exterior, que resguarda en su interior importantes reliquias en su interior, que incluyen preciosos altares esculpidos en caoba y cedro, y la famosa escultura de madera del Señor de la Vera Cruz o Cristo de la Verdadera Cruz que data del siglo XVIII, y que anteriormente estuvo dispuesta a ser parte de la Íglesia de Vera Cruz, en México, pero debido a las tantas infructuosas movilizaciones de esta sagrada estatua hacia su anterior destino, la misma se conserva hoy en día en este predominante espacio de santidad e historia cubana.

Iglesia Parroquial de la Santísima Trinidad

@gettyimages

Qué hacer en Trinidad Cuba

Visita la Plaza Mayor: La gran mayoría de los edificios más emblemáticos de Trinidad están en esta respetada plaza y sus alrededores. Aquí veremos la Iglesia Mayor de la Santísima Trinidad del siglo XIX, su fachada sin duda es lo más fotografiado de la ciudad.

Iglesia Mayor, Trinidad, Cuba: Delante de la iglesia hay un bello jardín y en la plaza veremos otros edificios de importancia de la época colonial, como por ejemplo el Palacio Brunet o la Casa de los Conspiradores. En la plaza encontramos siempre mucho flujo de gente y mucho ambiente.

Torre del Campanario del Convento de San Francisco: Cerca de la Plaza Mayor veremos otro símbolo significativo de la ciudad, el Convento de San Francisco que es un lugar que sin duda hay que conocer. Delante, en la impresionante Plazuela del Cristo la mayoría de las veces hay músicos que tocan, así que también es un sitio ameno para disfrutar un poco de la música cubana.

Palacio Brunet

Pagando sólo un CUC se puede subir a la torre del campanario que no puedes dejar de conocer porque desde arriba se podrán disfrutar maravillosas vistas de la ciudad, el mar y las montañas.

El casco urbano de Trinidad con las calles empedradas resalta del resto de la ciudad. Quizás lo más agradable que podemos hacer en Trinidad es perdernos en sus calles adoquinadas y disfrutar de su rico ambiente.

En las calles encontraremos muchas casas de diferentes colores, autos viejos y veremos animales por todas partes. Además, la gente de aquí parece vivir su vida con mucha lentitud, lo que nos transmitirá mucha paz.

La mayoría de las casas y en general la vida de los turistas, se centra en el maravilloso casco histórico de la ciudad. Aun así, vale la pena salir de aquí y ver el resto de la ciudad, donde podremos encontrar rincones maravillosos como por ejemplo la Plaza Carillo con el Ayuntamiento y con un bonito parque.

En la misma Plaza Mayor están unas escalinatas que en las horas de la tarde comienzan a llenarse con gente. Existen muchos bares y entre ellos destaca la Casa de la Música. Una cosa más que no podemos dejar de hacer en Trinidad es sentarnos en las escalinatas o en el patio de algún bar. Con la compañía de unos mojitos divinos, podrás disfrutar de los conciertos de música cubana en vivo.

El Valle de los Ingenios se encuentra a apenas 10 km de Trinidad. Puedes ir y conocer la zona que fue el centro de la producción de azúcar, donde había varias fábricas en la que los esclavos hacían el trabajo.

Se puede visitar el valle de muchas formas, por ejemplo se puede hacer un paseo a caballo. Otra alternativa es recorrer el valle en un tren histórico y se divertirán mucho.

El tren va bastante lento entre campos y aldeas. Durante la excursión se hacen algunas paradas entre las cuales se puede nombrar Manaca Iznaga, donde podemos subir a una torre que utilizaban en la época para fiscalizar los esclavos desde arriba. Allí arriba en la torre podrás apreciar vistas muy bonitas de los campos y las montañas de la zona.

Trinidad es conocida también entre las ciudades de Cuba por la bella Playa Ancón que se encuentra a sólo unos kilómetros de la ciudad.

Qué hacer en Trinidad Cuba

Turismo en Trinidad

Trinidad tiene una de las zonas arquitectónicas más preciosas y mejor cuidadas de América latina, reconocida como la Ciudad Museo del Mar Caribe, es incontable la cantidad de turistas que vienen por su casco histórico, por sus mojitos, por su música, por sus excursiones, por sus plazas en fin.

Si quieres empezar a recorrer la isla de Cuba y no quieres empezar por La Habana, no te arrepentirás de empezar por Trinidad. Conocerás desde centrales azucareras hasta museos bellísimos.

Es una ciudad que se construyó con el sudor de los negros esclavos, las creencias religiosas de ellos, mezcladas a las raíces aborígenes y la influencia de los colonizadores europeos, es el resultado de que hoy tenga esta identidad cultural.

A la cultura se le suman los talentos musicales de la zona, que han contribuido de manera importante a la música cubana. Otra característica que tienen son sus labores con las manos que la convierten en una ciudad de tradiciones artesanales.

Debido a su ubicación geográfica es uno de los destinos más completos de Cuba como mencionaba anteriormente.

Tiene una de las playas más hermosas de la costa de la parte sur del país. En la península hay puntos de buceo, y en sus cercanías puedes gozar y disfrutar de un Safari o simplemente ser testigo de una hermosa puesta de sol.

Turismo en Trinidad

@istockphoto

Tiempo y temperatura en Trinidad Cuba

Es muy interesante descubrir que la famosa ciudad de Trinidad se destaca en poseer un clima de sabana tropical, y una temperatura media que regularmente varía en su grado mas bajo durante los meses de enero en 25 ° C y 19 ºC respectivamente; y durante los meses de julio la temperatura máxima rondaría entre 27 y 30 ºC, con un aproximado de 47% de nubosidad y una probabilidad de precipitaciones de lluvia del 65%. Mientras que su sensación térmica podría oscilar entre los 20 ºC y los 23 ºC durante el día, y la velocidad del viento podría llegar a ser de unos 16 km/h soplando en dirección este. Es decir, que se puede disfrutar de una ideal época para visitar Trinidad durante los meses que van de enero, a abril y octubre, hasta el mes de diciembre, en donde se dispondrá de una temperatura mucho más cálida y reinará una considerable disminución de temporadas de lluvias.

Tiempo y temperatura en Trinidad Cuba

Playas de Trinidad

  • La Playa de Ancón está ubicada 12 km al sur de Trinidad, formada por 4 km de arena fina y blanca gracias a las corrientes del Mar Caribe.

Esta increíble playa posee bellos fondos marinos en los que podrás ver la barrera coralina. Además, cuenta con una importante reserva arqueológica en la que hay hundidos infinidad de barcos y galeones, resultado de asaltos de los corsarios.

La zona es ideal para los amantes del snorkel o el buceo, contando con más de veinte puntos de inmersión.

No olvides tu Adaptador Universal para viajar a Bali

  • La Playa la Boca está ubicada a 7 km de Trinidad. Al norte y al este está limitando con el río Cañas, y al sur y al oeste, con el Mar Caribe.

Playas de Trinidad

Es un lugar perfecto para pasar unas bonitas vacaciones, ya que está rodeado por naturaleza y tendremos la oportunidad de practicar cualquier deporte acuático si así lo queremos. Todo el litoral está rodeado por una barrera de coral muerto que determina la costa hasta Cienfuegos, por lo que su área de buceo es muy famosa.

Además, hay un pequeño pueblo costero con un hermoso puerto, que en época de vacaciones está bastante movido.

La carta gastronómica de Trinidad es uno de sus puntos más famosos. Tiene una amplia variedad de restaurantes expertos en cocina internacional, sobre todo lo que tiene que ver con lo emprendido por los hoteles que se expanden frente a las playas del centro.

Por otra parte, la ciudad posee una especial tendencia a los platos típicos, de origen criollo, que puede ser un punto de atracción adicional para el turista que quiera conocer a fondo los sabores y texturas de la región.

En el transcurso de los paseos por la ciudad es posible degustar el sabor de algunos de estos manjares típicos en los muchos puestos ambulantes de comida ubicados en la zona.

La ciudad también tiene algún que otro inmueble privado y pequeños hoteles familiares en donde puedes alojarte sin mayor problema, aunque con comodidades limitadas. Estos no tienen sistemas de reserva y el pago se realiza de manera anticipada y con efectivo. Es importante destacar que estos alojamientos están regulados por el gobierno y cuentan con los avales necesarios.

Playas de Trinidad 2