Plaza San Francisco de Asís

La Plaza de San Francisco de Asís, Cuba, se creó viendo hacia el puerto de La Habana durante el siglo XVI, cuando los galeones españoles atracaban en el muelle en su paso por las Indias hasta España.

Plaza de San Francisco de Asís, Cuba

La Plaza de San Francisco de Asís, Cuba, fue restaurada en su totalidad al final de la década de los años 1990, y podemos resaltar de ella su adoquín, colocado de manera irregular; la Fuente de Los Leones, una de las más hermosas de La Habana y la de mayor importancia, hecha en mármol blanco, obra del escultor italiano Guiseppe Gaginni en el año 1836; la Terminal Sierra Maestra, desde donde zarpan barcos repletos de turistas; la Lonja del Comercio, cubierta por una cúpula; y el Caballero de París, una estatua algo más moderna colocada fuera de la iglesia, que representa un personaje de calle muy popular que transitaba por La Habana en la década de 1950 entreteniendo a los viandantes con sus opiniones sobre diversos temas.

Esta plaza colonial tiene algunos de los lugares más importantes de La Habana Vieja, tales como la Iglesia y convento de San Francisco de Asís, que hoy es el Museo de Arte Religioso; el Museo del Ron, o el Auto Miambí, un vagón de tren construido en Estados Unidos durante 1990 y llevado a Cuba en 1992.

Dónde está la Plaza de San Francisco de Asís, Cuba

La Plaza de San Francisco de Asís, Cuba, fue construida al mismo tiempo que la Plaza de Armas, a solo 100 metros de distancia en dirección a la bahía de La Habana, en una ensenada, que se hizo en el año 1628.

Cómo llegar a la Plaza de San Francisco de Asís Cuba

Si estás en La Habana Vieja y quieres llegar a la Plaza San Francisco de Asís, Cuba, sólo debes caminar hacia la calle O’Railly y llegarás en menos de 3Min