Catedral de San Cristóbal de La Habana

La construcción de la Catedral de San Cristóbal de la Habana, Cuba, comenzó en 1748, por orden del obispo Felipe José de Res Palacios; actualmente es considerada como una de las edificaciones religiosas más bellas y sobrias del barroco americano, un buen ejemplo de estilo jesuítico.

Catedral de San Cristóbal de La Habana, Cuba

La Catedral de San Cristóbal de La Habana, Cuba, es el principal templo religioso de la Ciudad.

Es una iglesia católica que se dirige hacia la advocación de la Virgen María de la Inmaculada Concepción. Es nada más y nada menos que la Catedral de la Arquidiócesis de San Cristóbal de La Habana.

Se ubica en la calle Empedrado entre San Ignacio y Tacón, frente a la plaza llamada la Plaza de la Catedral, pequeño espacio rodeado de antiguas mansiones de la nobleza habanera colonial lo que la hace parecer u pequeño museo Barroco.

Se erigió en el lejano año de 1749, por la Orden de los Jesuitas, pero debido a la expulsión de los religiosos en el 1767, la obra quedó incompleta.

En el año 1777 fueron trasladados al lugar los archivos e imágenes de la antigua Iglesia Parroquial Mayor debido a su deterioro y en el año 1789 se dividió la Isla en dos Diócesis, por lo que fue nombrada Catedral de la Habana.

La Catedral de la Habana es una edificación de estilo barroco, considerada de la corriente toscana por sus dos torres laterales con grandes campanarios. Tiene tres naves y ocho capillas laterales, el piso es de mármol blanco y negro.

En la parte superior del altar se pueden observar claramente tres frescos del pintor italiano José Perovani, de los que destaca «La Asunción».

El resto de las pinturas que están en las capillas y altares fueron realizadas por el pintor francés Jean-Baptiste Vermay, fundador y director de la Academia de Pintura y Dibujo de San Alejandro, realizó también los lienzos en El Templete.

En el interior de la Catedral se encuentra una multitud de tumbas de obispos y personajes ilustres de la ciudad y de toda Cuba.

En ella permanecieron las cenizas de Cristóbal Colon, el descubridor de Cuba y el Nuevo Mundo, hasta el fin de la dominación española en la isla.

A un costado de la nave central de la iglesia se puede observar la imagen de San Cristóbal, que es el patrón de la Ciudad de la Habana.

El Santo, que es uno de los cuatro santos protectores, ha sido escogido como patrón en muchas ciudades del mundo y siempre se representa con el niño Jesús cogido.

Según cuenta la leyenda San Cristóbal era un hombre de gran estatura y fuerte. Un día ante el apareció un niño, (que era Jesús, en la forma del mismo) y le dice que necesitaba cruzar el río. San Cristóbal lo tomo en brazos y a medida que entraba en el río, el niño más pesaba, hasta que con gran esfuerzo llego hasta la otra orilla. Entonces Jesús se da a conocer y le dice: «Has encontrado al Rey que hizo el mundo y mantiene el Cosmos, me has servido en las obras piadosas, cuando ayudabas a los pobres a cruzar el río»

Entonces su nombre pasó a ser el de Cristóbal, que significa en griego: «portador de Cristo».

El día de San Cristóbal se celebra cada 10 de julio, aunque antes la celebración era el 25 de julio y aún se mantiene así en algunos países.

En la Santería cubana, San Cristóbal se ha unido con la deidad de la religión como Aggayú Solá, orisha protector de los débiles.

La Catedral está abierta al público y en ella se hacen regularmente ceremonias religiosas católicas como misas, bautismos, bodas, celebraciones, etc. Es un tranquilo lugar donde acuden muchos habaneros a rezar o sencillamente a pensar, meditar y reflexionar.

Dónde está la Catedral de San Cristóbal de La Habana, Cuba

La Catedral de San Cristóbal de La Habana, Cuba, se encuentra situada en la Plaza de la Catedral, en la Habana Vieja.

Cómo llegar a Catedral de San Cristóbal de la Habana Cuba

Llegar a la Catedral de San Cristóbal de La Habana, Cuba ,es muy fácil, debes dirigirte a la plaza de la Catedral y el recorrido es de 15 min.